miércoles, 31 de diciembre de 2014

2.- AMADOS MÍOS, SED DISCIPLINADOS EN VUESTROS PENSAMIENTOS, PALABRAS Y HECHOS

Amado Santiago, hoy te habla de nuevo la Madre Tierra, aquí y ahora para darte el segundo mensaje que debes contar y divulgar a toda la Humanidad:

AMADOS MÍOS, SED DISCIPLINADOS EN VUESTROS 
PENSAMIENTOS, PALABRAS Y HECHOS

Amado Santiago, que quiere decir esto?

Es fácil estar en el amor durante un momento determinado porque la situación, el entorno, las personas o cualquier otra cosa lo pone fácil.

Pero es más fácil pasar a la oscuridad, al miedo, al temor en cuanto las situaciones cambian a peor o cuando las condiciones no son las idóneas.

Es, en estos momentos, cuando debéis ser disciplinados y ser conscientes de vuestras palabras, de vuestros pensamientos, de vuestras acciones, para poder trabajarlas, cambiarlas y tomar el camino correcto de vuestras decisiones.

Para eso tenéis el libre albedrío, para elegir el qué queréis hacer en cada momento, pues si no estáis conscientes de vuestras elecciones no evolucionareis nunca al ritmo adecuado y tendréis que pasar por la misma situación una y otra vez.

No hablo de castigos, ni de exámenes, ni de victorias o derrotas. 

Hablamos que debéis ser fuertes para enfocaros en las decisiones correctas. Poned intención en la decisión correcta que elijáis. Escuchad a vuestro corazón para que os diga cual es la opción que tenéis que elegir. Cuidado con vuestro ego, y sed conscientes de el porqué para que no os juegue una mala jugada y os desvíe de vuestras verdaderas intenciones. Usad la intención para liberaros de aquellas palabras, acciones y/o pensamientos que no queréis ejecutar o hacer.

Pero en cualquier caso, también os decimos que no hay buenas o malas decisiones. Cada uno de vosotros tiene vuestro verdadero camino y cada uno decide a que velocidad quiere recorrerlo. No importa las veces que os equivoquéis ya que al final habréis recorrido todo el camino sí o sí. La diferencia estriba en si durante vuestro camino solo encontráis y sentís amor, o si durante el camino encontráis sufrimientos, temores, tristeza, etc. En el fondo, tampoco son malas estas emociones porque os pueden hacer avanzar el camino de manera más rapida.

Como véis, no importa como recorráis el camino, porque al final lo recorreréis. Pero si que en función de vuestro libre albedrío y de las acciones que toméis viviréis y recorreréis el camino de una forma u otra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada